• Universidad de Magallanes

PARA MEJORAR EL FUTURO MINISTERIO DE LA CIENCIA



Dr. Juan Oyarzo Pérez |

Rector Universidad de Magallanes

Columna Diario La Prensa Austral

Ayer, en el seminario “Hacia una nueva institucionalidad para la ciencia y tecnología” que realizamos en el auditorio Ernesto Livacic de nuestra Universidad de Magallanes, gracias a la iniciativa de la senadora Carolina Goic, nos dimos un baño de reflexión muy oportuna respecto del proyecto de ley que se está debatiendo en el Senado, para crear el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Valoramos, enormemente, la creación de este Ministerio. Se lo manifestamos al Presidente de la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología, Sr. Mario Hamuy, cuando presentó la iniciativa legal el pasado mes de abril ante el Consejo de Rectores, y actuamos en consecuencia al elaborar, con apoyo de los vicerrectores de Investigación de las diferentes regiones de Chile, un documento que entregamos a la Comisión Desafíos del Futuro, Ciencia, Tecnología e Innovación del Senado, donde planteamos algunas mejoras.

Lo primero que proponemos es avanzar en una noción unificada y coordinada respecto de la ciencia, integrando la promoción de la innovación en su desarrollo y en las funciones de la nueva institucionalidad, por lo que este nuevo Ministerio debería llamarse de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Además, pensamos que se debería incorporar entre sus funciones la promoción y desarrollo de la investigación asociativa como soporte basal del sistema, en una perspectiva más consistente con una visión de desarrollo de largo plazo.

Así mismo, creemos que su operación tendría que ser descentralizada, para que haya efectivo desarrollo científico y tecnológico en el país. Las cuatro secretarías que contempla el proyecto para todo Chile, no son suficientes para una gestión regionalizada que reconozca las potencialidades y diversos requerimientos de cada zona. Es necesario, entonces, contar con un secretario o secretaria regional ministerial para cada territorio, y promover una política regional para la ciencia.

En el mismo sentido, tanto la futura Agencia de Investigación y Desarrollo como el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación y el Consejo Interministerial, deberían incorporar a representantes de las Universidades del CRUCH de diversas regiones, pues generamos el mayor aporte nacional en esta materia, y conocemos las particularidades del territorio. Será una manera, también, de proyectar la política científica de Chile, más allá de lo que dura un mandato presidencial.

Por último, también confiamos que el porcentaje del Producto Interno Bruto destinado a la ciencia, tecnología e innovación, se eleve muy por sobre el actual presupuesto. Crear un Ministerio, y hacerlo sumando, simplemente, los recursos que actualmente se destinan a la ciencia, sería un contrasentido para una nación que aspira hace demasiado tiempo al desarrollo. Un desarrollo que sabemos que no alcanzaremos si no nos ocupamos de incentivar la observación y el espíritu de indagación en nuestros niños; si no ayudamos a nuestros investigadores a perfeccionarse, ni ofrecemos luego alternativas de desempeño, y si no destinamos más recursos para ello. En este caso, no cabe ninguna duda de que estaremos haciendo la mejor inversión como país.

comunicaciones@umag.cl

#MedioAmbiente #Institución #Investigación #IdentidadMagallanes #Educación

5 vistas