• Universidad de Magallanes

Para aumentar el valor de la transparencia



Marco Antonio Barticevic Sapunar

Centro de Estudios Regionales

Universidad de Magallanes

De acuerdo con las información disponible a 2016, el 38% de los habitantes de Magallanes declara tener algún conocimiento de la Ley 20.285 de 2008 sobre el acceso a la información pública, contra el 25% a nivel nacional; pero, solamente el 15% ha solicitado información pública, mientras que a nivel nacional es un 22%.

¿Cuál es el sistema que no se está aprovechando?

Se trata, fundamentalmente, de dos vertientes operativas. La primera es la figura de la Transparencia Activa, relacionada con la obligación que tienen las instituciones públicas de entregar información relevante y actualizada cada mes, a través sus sitios electrónicos, como contratos, personal, remuneraciones, subsidios, compras y licitaciones, organización interna, entre otras. La segunda se denomina Transparencia Pasiva, y se refiere al derecho que tiene toda persona a solicitar y recibir información de cualquier órgano de la Administración del Estado, en la forma y condiciones que establece esta ley.

Como una forma de revertir las cifras mencionadas al inicio de esta columna, el Consejo para la Transparencia (CPLT) y la Universidad de Magallanes (UMAG) suscribieron, recientemente, un convenio para instalar el Observatorio de Transparencia, gracias a lo cual la UMAG se suma a la red de observatorios regionales existentes en el país, que funcionan en colaboración con universidades locales. Al mismo tiempo, este hecho respalda la ubicación de la Universidad en el primer lugar del ránking nacional de universidades del Estado que más transparencia activa muestran en su trabajo.

El convenio prevé transferir a la UMAG un conjunto de herramientas elaboradas y promovidas por el CPLT, de modo de fortalecer la capacidad de control social sobre los organismos de la región, a partir de los mecanismos de acceso a la información pública. Además, incluye realizar jornadas de capacitación dirigidas a académicos, funcionarios y estudiantes de la Universidad, y a otros actores sociales vinculados al Observatorio, para fortalecer tanto los contenidos como las capacidades y habilidades necesarias para la consecución de los fines perseguidos. Con la firma de este convenio,

Entre las herramientas que se pretende implementar destacan la Transparencia Presupuestaria, que permite que la sociedad participe con información verídica, accesible y oportuna, en el seguimiento y control de las finanzas públicas y el cumplimiento de los objetivos de cada institución. Además, supone la implementación de una plataforma web denominada Mi Centro de Salud, donde se publicarán datos relevantes que ayuden a acceder, de mejor manera, a las prestaciones públicas de salud. Por último, las auditorías y fiscalizaciones realizadas por el CPLT serán difundidas a las instituciones públicas, de manera que éstas cumplan con los procedimientos que exige la Ley de Transparencia.

El trabajo de este Observatorio, sin duda, ayudará a mejorar el porcentaje de conocimiento de la población sobre esta herramienta. En la medida en que el Observatorio amplíe su labor, tanto dentro de la Universidad como con las escuelas, las organizaciones comunales y de otro tipo, se logrará una profundización de la democracia participativa, sobre la base de las leyes y otras disposiciones legales existentes, desconocidas o subutilizadas por la población. El horizonte de este proceso cultural está en la valoración de la transparencia total, porque lo ideal sería que los actos de todas las instituciones de la vida pública estuvieran disponibles, sean éstas de carácter público o privado.

#Institución #Investigación #Educación

18 vistas