• Universidad de Magallanes

Una Alianza por el Derecho a la Salud



Dra. Claudia Eterovic Díaz. |

Unidad DDHH y Ciudadanía

Universidad de Magallanes

Quienes viven con una enfermedad rara o poco frecuente en Magallanes, saben de exclusión; saben que integrarse a las actividades más simples de la vida cotidiana puede constituir un inmenso desafío; saben de dificultades económicas, laborales y educativas, de extensas esperas por un diagnóstico certero, de antesalas aún mayores por un tratamiento curativo o paliativo, de desarraigo familiar en busca de opciones de terapia, pero, por sobre todo, saben de largas luchas por el derecho a una atención integral, oportuna y digna.

Vivir con una enfermedad rara que es crónica, cursa con dolor y va generando discapacidad, afecta a quien la posee y a todo su entorno familiar y cercano. Más grave aún es la situación cuando se trata de una patología poco frecuente, porque muchas veces implica un costo económico mayor. En este contexto, el trabajo en redes es fundamental para visibilizar y sensibilizar respecto a un problema que, si bien no implica grandes cantidades de personas, implica defender un Derecho Humano.

En la búsqueda de acompañamiento y de voluntades que allanen el camino hacia una mejor calidad de vida y justicia social, se producen encuentros que facilitan este transitar, y permiten ver la adversidad con mirada esperanzadora.

La Universidad de Magallanes fue la primera institución que el año 2012 estableció una alianza de colaboración con la Agrupación Derecho a la Vida, dando lugar a numerosas acciones destinadas a visibilizar algunas vulneraciones a los derechos humanos que se dan en el contexto de la salud. Tras varios años de colaboración en la realización de seminarios, charlas educativas de sensibilización, apoyo en presentaciones en encuentros nacionales e internacionales, entre otras acciones, estamos ad portas de formalizar esta importante alianza, mediante la firma de un convenio de cooperación mutua y asesoría profesional, así como de trabajo conjunto en áreas de interés común.

La Universidad asume la responsabilidad social como el motor de su actividad pública, interesándose en los problemas de los ciudadanos y ciudadanas más vulnerables, y ocupándose de ellos, en este caso, poniendo a disposición de la Agrupación los recursos humanos y materiales, no sólo para dar cumplimiento al compromiso institucional de educar en valores fundamentales como la Libertad, la Justicia, el Bien común y la Sustentabilidad, sino también para defender el Derecho a la Vida.

Estamos seguros de que el trabajo entre la Universidad de Magallanes y la Agrupación Derecho a la Vida seguirá siendo un aporte real para mejorar el día a día de los habitantes de Magallanes, y una oportunidad para que, como comunidad universitaria, nos involucremos en los problemas reales de nuestra gente; un ejemplo para el resto del país, como ya ha sido reconocido por autoridades locales y nacionales, desde una perspectiva académica socialmente responsable.

#Salud #IdentidadMagallanes #Educación

26 vistas