• Universidad de Magallanes

Una región en construcción



Dr. Boris Cvitanic Díaz

Director de Infraestructura

Universidad de Magallanes

Las universidades son lugares donde las ideas pueden y deben tomar cuerpo; un punto de encuentro de actores, puntos de vista y sueños de futuro y las oportunidades que presenta el territorio. La articulación de ciencia, docencia y sectores productivos es un buen ejemplo de cómo hacer coincidir voluntades, instituciones y sectores, en pos del crecimiento humano y del desarrollo económico sustentable.

La UMAG en los últimos años se ha abocado a la reflexión en torno a las necesidades y desafíos de la región, construyendo una cartera de proyectos que permita potenciar sus fortalezas y superar sus debilidades. Esta reflexión se ha plasmado en proyectos emblemáticos. El Centro Asistencial Docente y de Investigación (CADI-UMAG) – que concentrará al Centro de Excelencia en Biomedicina de Magallanes (CEBIMA), al Laboratorio de Medicina Molecular (LMM) y el Centro Asistencial Docente (CAD) – se está construyendo con un anteproyecto de arquitectura elaborado por la casa de estudios, obra que concluirá finalizando el año. El Centro Subantártico Cabo de Hornos (CSCH) en Puerto Williams, en alianza con el Instituto de Ecología y Biodiversidad de la Universidad de Chile, la Fundación Omora y las Universidades Católica de Santiago y de North Texas, se encuentra en proceso de adjudicación para su construcción, con un diseño que contempla espacios para difusión de la ciencia, investigación y educación técnica y de postgrado. Por último, el Centro Antártico Internacional (CAI), que nuestra institución lleva adelante con el Instituto Antártico Chileno (INACH), a partir de un proyecto de arquitectura adjudicado y en desarrollo.

En todas estas instancias participan empresas constructoras, especialistas y profesionales que operan en Magallanes, todos los cuales se agrupan en torno a la Cámara Chilena de la Construcción, entidad con la cual nos reunimos esta semana para dar a conocer éstos y otros proyectos en carpeta. Como el Centro de Convenciones, anteproyecto con financiamiento aprobado por el CORE, que vendrá a llenar un vacío respecto de aquellos eventos científicos, académicos, artísticos y político estratégicos, que la región no puede albergar por falta de espacio con acondicionamiento técnico adecuado. También están el Laboratorio de Hidrodinámica y Ambiental, proyecto en poder de la Dirección Regional de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas para estudios de modelamiento de cursos de agua como el río de Las Minas; el Centro de Visitantes del Instituto de la Patagonia, anteproyecto en elaboración que pondrá en valor las colecciones y entorno del Museo del Recuerdo; el Centro de Postgrado, Innovación y Desarrollo, que pretende convertirse en un hub del conocimiento y su transferencia hacia el mundo productivo, y el Centro Austral para la Sustentabilidad Ambiental Subantártica (CASASUB), para prestación de servicios requeridos por sectores como la pesca y la ganadería. Finalmente, articulado con la conectividad que supondrá el proyecto regional de fibra óptica, emerge el Centro de Teledetección y Geociencias, para trabajar proyectos científicos y económicos en vinculación con la Dirección Meteorológica de Chile y el Servicio Nacional de Geología y Minería.

Sacar adelante estos proyectos no sólo dará a nuestra región el estatus de una zona que se concibe y potencia como laboratorio natural para la ciencia nacional y mundial, como lugar privilegiado para el desarrollo de capital humano avanzado, sino que también impulsará una dinámica virtuosa que potencie la actividad y economía regional.

#Institución #IdentidadMagallanes #Política

15 vistas